RUTA DEL PUERTO DE CANENCIA A LA CHORRERA DE MOJONAVALLE

La Chorrera de Mojanavalle es una cascada localizada entre los puertos de Canencia y del puerto de la Morcuera. en su vertiente norte y al este de la sierra de Guadarrama. Dejamos el coche en el parking del puerto de Canencia a 1524 m para alcanzar nuestro objetivo, a unos 1620 m aproximadamente.

Es una ruta fácil para hacer piernas. para pasar el día y no estar sentado frente al televisor. una ruta para niños. partiendo de la fuente del puerto. En la Fuente de La Raja iniciamos la subida por un ancho camino. no es una subida fuerte, pero desde luego, si requiere un esfuerzo.

                                         

 

 

 

Al poco de la caminata, nos encontramos con una valla que deberemos cruzar a través de una puerta localizada en el lado izquierdo de la misma.

Tras cruzarla y después de unos 20 o 25 minutos, (1,5 km) llegamos a una caseta grande situada en el lado derecho. es el centro de la naturaleza o llamada también casa del hornillo. junto a un merendero semicubierto unos metros más allá.

Llegado a este punto tendremos dos opciones. bien continuar por el camino o bien utilizar un par de sendas que descienden hasta el arroyo, y que nos guiaran hasta el Mirador de la Chorrera.

Si utilizamos la primera opción, pasaremos por una fuente donde nos podremos refrescar con su fría agua. llegaremos a una bifurcación de dos caminos.

Deberemos coger el de la derecha (el de la izquierda nos llevaría a Pico Perdiguera)  y no más de medio kilómetro más adelante llegaremos al puente, lugar de máxima altura de la ruta con unos 1610 m.

No debemos cruzar el puente (situado a poco más de media hora desde el inicio de la ruta), sino bajar por un pequeño claro existente,  que nos llevará a unas pequeñas cascaditas. Desde allí podremos ver toda la chorrera desde arriba. ¡Eso sí!, con mucha precaución.

                                       

En todo momento disfrutaremos de unas bellas vistas. en este caso, los Montes Carpetanos al fondo. y los Altos del Hontanar en primer plano, que separan el valle del Lozoya del valle de Canencia. el Embalse de la Pinilla queda tapado por estas «pequeñas» montañas de 1600 y pocos metros más.

                                               

Mirando más hacia el este, podremos contemplar la Sierra de Ayllón y el Embalse de Riosequillo. el segundo embalse del rio Lozoya construido en 1958 y cuyas aguas terminaran en la presa del Atazar.

                                           

Este es el centro de la naturaleza o casa del hornillo, lugar donde deberemos tomar la decisión de seguir por el camino o tomar entre el «caserón» y el merendero, la senda descendente que a poca distancia nos llevara al mirador de la chorrera de Mojonavalle.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Llegado este punto, nos encontraremos a pie del arroyo, y además de mojarnos los pies, podremos disfrutar de la vista desde abajo de toda la chorrera. el agua cristalina que se desliza por las rocas. eso sí!! si queremos refrescarnos el momento es, claro está, en verano…pero si queremos ver espectáculo, no dejéis de verlo en una primavera lluviosa y tras el deshielo….

                                        

Y después, una tercera opción, subir toda la ladera hacia arriba hasta llegar al camino ancho.

Para poder llegar hasta el puente. os harán falta unos bastones de senderismo.

Punto 1: puente. Punto 2: mirador (vemos la cascada desde abajo)

                        

                                           Conseguida. Hasta la próxima!!!